Al terminar su etapa escolar en Keppler, mis hijos han mostrado no solo ser muy competentes en el área académica, sino también en habilidades que les permiten ser líderes, mediadores de conflictos y personas de un desarrollo socioemocional inigualable. 

Haber estado en Keppler, significa que su formación en los primeros años, fue la mejor inversión.

- Dr. Gutiérrez

Papá de dos exalumnos Keppler